miércoles, 30 de octubre de 2019

Cobalt - Un Reconocimiento 2019




A veces cuando las cosas son a su debido tiempo puede que tarden algo más de lo que a algunas personas pueda parecerle un tiempo prudente o de lo que otros puedan tardar en “darse cuenta”. Pero, insisto, nuevamente, más vale tarde que nunca.

Personalmente he tenido cierta sensación de disconformidad subjetiva y prejuiciosa al reflexionar sobre esta banda, no por haber escuchado comentarios negativos (todo lo contrario) sino que simplemente porque cuando llegaba el momento de prestar atención a sus trabajos siempre había algo que me hacía desviar la atención y “creer” algo. No malo ni bueno, sino que un simple desdén prejuicioso fue minando cualquier análisis profundo, serio y metódico del real valor de la agrupación estadounidense COBALT.

Lo peor fue que comencé a considerar que estas sensaciones eran algo convincente y fundante para no evaluar, y ni siquiera pensar en evaluar, algunos de los trabajos editados por ellos. Para peor, se sumaba a la condición personal el que de forma recurrente leí en diversas publicaciones y plataformas sendos comentarios sobre los discos publicados por COBALT, del profundo valor de su propuesta, de lo radical e innovador que eran, de la impronta que entregaban y, lo más lamentable, es que los posicionaban como una de las bandas que realmente eran una aporte a la escena del Metal extremo. A veces, la verdad, no sabemos realmente por qué hacemos las cosas y, mucho menos, por qué no las hacemos.

Estas semanas he contado con algo de tiempo libre y he decido dar rienda suelta a la fascinación por la escritura y la entrevista de bandas, así que he retomado la rutina: escuchar discos y contactarme con algunas agrupaciones para establecer eventuales entrevistas. La verdad, me ha ido mucho mejor de lo que hubiera siquiera soñado. Y, como las oportunidades no se presentan tantas veces en la vida, me aboqué a rescatar y reseñar lo que este dúo estadounidense ha construido en sus 16 años de vida y en sus 4 LPs.

Aquellos que no se hayan familiarizado aún con la propuesta de COBALT basta decir que es muy brutal, refinada, sucia, no tan oscura pero si con cierto nivel de brumosidad, tiene en su seno una mixtura entre Sludge y Black Metal que se matiza con unas voces corrosivas muy al estilo de ambas expresiones. A veces es muy rápido mientras que otras deambula por parajes de tiempos medios, siendo la batería un elemento determinante al sonido y a su estructura. La guitarra y el bajo proporcionan la contracara, marcan un ritmo acompasado o acelerado el que se entremezcla con la propuesta rítmica, haciendo que al final las composiciones sean de un carácter sólido y refinadamente bestial. Cada una de las canciones de sus álbumes se mueven con soltura y plasticidad, no repitiéndose, no cansando y actuando como un todo. Esto es bastante meritorio pues de sus LPs, tres superan los 60 minutos de duración, y de estos tres dos rebasan los 70 minutos. Todo un logro, teniendo en mente lo complejo que es hacer buena música y más cuando se insiste en composiciones extensas.

Sin duda es una agrupación que merece mucha más de la atención que le he dado en los últimos años y hoy cumplo con pagar la deuda. Los LPs de COBALT: del año 2005, su primer trabajo, “War Metal”; su segundo disco, publicado el año 2007, se llama “Eater of Birds”; su tercera publicación es del año 2009 y se llama “Gin”, y, su último álbum publicado es del año 2016 y se llamó “Slow Forever”.

Disfruten los discos y disfruten la vida, hasta siempre.


Cobalt – “War Metal”





Tracklist:


01 Hammerfight   04:44
02 Angelfangs   06:25
03 Raise the Hammer of War   04:56
04 World on Its Knees   04:34
05 Summoning of Napalm Mists   05:23
06 Lunar Warfare   05:10
07 Empire of the Moth   08:39








Cobalt – “Eater of Birds”





Tracklist:


01 When Serpents Return   06:42
02 Ulcerism   07:26
03 Ritual Use of Fire I   04:43
04 Blood Eagle Sacrifice   06:24
05 Witherer   08:59
06 Ritual Use of Fire II   05:43
07 Invincible Sun   09:42
08 Androids, Automatons and Nihilists   03:59
09 Cephalopod   04:32
10 Ritual Use of Fire III   01:29
11 Eater of Birds   10:27








Cobalt – “Gin”





Tracklist:


01 Gin   07:24
02 Dry Body   08:54
03 Arsonry   05:48
04 Throat   01:58
05 Stomach   06:44
06 A Clean, Well-Lighted Place   03:40
07 Pregnant Insect   06:02
08 Two-Thumbed Fist   09:57
09 The Old Man Who Lied for His Entire Life   02:07
10 A Starved Horror   05:12








Cobalt – “Slow Forever”





Tracklist:


Disco – 01


01 Hunt the Buffalo   08:48
02 Animal Law   02:07
03 Ruiner   06:32
04 Beast Whip   09:13
05 King Rust   11:14
06 Breath   02:25
07 Cold Breaker   06:44


Disco – 02


01 Elephant Graveyard   07:51
02 Final Will   11:16
03 Iconoclast   02:30
04 Slow Forever   09:35
05 Siege   05:38








jueves, 24 de octubre de 2019

"Qué haré Yo"




Pocas veces somos testigos presenciales (y activos protagónicos) de los principales eventos revolucionadores del acontecer social, ciudadano y político de un país en un momento histórico; generalmente estamos leyendo estos acontecimientos en palabras y reflexiones de otros, ya sea en nuestros países o en otros distantes. Leemos con avidez, con pasión, casi que con envidia y juzgando y reflexionando sobre un crucial “Qué haría yo”.

En Chile actualmente se esta presentando una oportunidad histórica de cambiar la historia de un estado, de una sociedad y de una política comunitaria como nunca antes se hubiera pensado. Nosotros, estemos donde estemos, somos los protagonistas (directos o indirectos) de lo que, ya no el devenir o la voluntad de otros, pueda concluir después de estos días de convulsionado ajetreo social. Es crucial entonces hacernos aquella pregunta, pero ahora en un tiempo verbal distinto. “Qué haré yo”.

Hoy es un momento inédito en la vida de muchos de nosotros, quizá comparable en una pequeña medida con las narraciones, con la filmografía, con la literatura o con la música que evoca tiempos de rebeldía y revolución que se vivieron en años anteriores; hoy, no cabe duda de esto, nosotros podemos ser los que contemos la historia, escribamos la canción, el guión o el libro de lo que sucedió en octubre del año 2019.

Es evidente que todos, o la gran mayoría, ha tomado una posición respecto de lo que está sucediendo en gran parte del territorio chileno y que sus actos y sus voces declaman lo que sus espíritus dictan; es por esto que hemos podido ser testigos de cómo el grueso de los medios de comunicación tradicionales se han cuadrado del lado del “ganador de siempre”, defendiendo migajas y favores políticos y económicos, ignorando el dolor, la muerte y la lucha que miles de chilenos y chilenas han estado dando por más de una semana. Asimismo, es inevitable notar que otros han optado por la salida menos reflexiva: saqueos, temor de lo privado, defensa comunitaria de las sobras de las migajas y una docilidad que empobrece el alma. Otros estamos en el lado que creemos meritorio de estar: la trinchera (real o metafórica) dando la batalla por lo que consideramos que se merecen millones de personas: igualdad, felicidad y reales oportunidades.





Esta página es y ha sido un lugar de reflexión sobre la música, pero hoy es imposible abstraerse de lo que sucede, de lo real, de la verdad suprema que se busca: ya no caben aquí y ahora medias tintas, amarillismos, tibieza o simplismo; hoy es tiempo de juzgar, tomar partido y actuar como si no hubiera un mañana, pues los tiempos que hemos vivido nos han destruido los sueños a muchos, así que, la historia lo dirá con claridad, la oportunidad está en nuestras manos más que nunca. Hoy podremos ser los responsables (bella responsabilidad) de cambiar el mundo para siempre y de hacer de aquel mañana la copia exacta y perfecta de la felicidad de un país hecho a la medida de sus ciudadanos.

Hay que luchar, como nunca lo hemos hecho, desde la calle, desde las casas, desde los trabajos, pero hay que luchar. Nada esta ganado todavía, y la defensa de los grupos de poder será férrea y malintencionada, pero tenemos que luchar, sin descansar y descreyendo cualquier cosa que se nos diga. No estamos solos pues somos millones con un mismo sueño. Un mundo mejor.

P.D: A tod@s, publiquen el link en los comentarios de la canción o del álbum que se merece musicalizar la lucha que estamos dando. Un abrazo a todo@s.