Lo necesario...

Aquí se publicara la música que creo sea necesaria para el crecimiento personal. Mis gustos personales serán compartidos.

jueves, 5 de junio de 2014

Ekove Efrits - Nowhere 2013




Recuerdo que la vez que publiqué la discografía de esta agrupación mis palabras de alabanza y respeto fueron grandes y merecidas. Ya habituado a los cambios musicales profundos en las agrupaciones, y un ferviente admirador de estos devenires, me hice un fanático de esta singular banda iraní. Esencias musicales, cambios rítmicos inesperados, construcciones artificiosas de arte y plástica, metodologías impensadas e imprevistas que construían una totalidad mágica y fantástica.

Por eso me gusta tanto el Metal; porque es un lugar donde nada esta escrito, nada es previsible, todo puede ser modificado, el arbitrio de los individuos es lo elemental y las buenas ideas e intenciones prevalecen póstumamente. Se eternizan las ideas trasgresoras que traen consigo modernidad y cambio, esencias inmutables en el tiempo que resultan incomprensibles para los contemporáneos. Por suerte el tiempo siempre les da la razón a los venturosos visionarios.

Resuelto a nunca dejar de lado mis deseos más personales me desenvuelvo tratando de alcanzar aquello distante pero que de seguro me hará muy feliz. Lucho por la vida, lucho por la eternidad y por los deseos más sublimes. Nunca hay que dejar de sentir que estamos vivos a raíz de nuestros deseos más íntimos. Nuestro porvenir está en juego.

En compañía de la música apropiada la vida sí es bella y armoniosa. Sonidos mágicos que construyen vidas pletóricas. De eso se trata todo: de la belleza. Del gusto y del placer que generan en nosotros algunos elementos mundanos de la existencia. La sabiduría esta ahí, en la inmanencia, tan solo falta un poco de “visión”. De arrojo y valentía para dar ese paso que nos acerca a aquello desconocido y que luego se torna elemental.

Me siento seguro de mis palabras y de mis ideas. No son antojadizas ni prejuiciosas. Son metódicas y sosegadas. La calma y la paciencia son un buen compañero en estos tiempos de celeridad irracional. Por eso cuando digo que Ekove Efrits no es una agrupación mas lo digo con conciencia. No se trata de un número en un listado enorme de nombres que significan ideas musicales. Va más allá de eso. Se sitúa en un lugar distante de los números, de los nombres, de la musicalidad y de la similaridad. Viene desde el mundo de lo abstracto y de lo etéreo. De lo onírico y lo espacial.

En una publicación anterior donde fue compartido lo restante de la discografía de Ekove Efrits dudaba de si publicar o no sus discos en mi blog a raíz de una limitante que se hace evidente: podrían no cumplir con los márgenes rigurosos de aceptación musical del blog. Por suerte desistí de aquel sesgado pensamiento y tuve la suficiente valentía para dejar de lado los prejuicios y el “qué dirán” odioso y dejé libre la reflexión, la escritura y el gusto por lo que es menester conocer y destacar.

No podemos cegarnos ante algo cuando tiene calidad suficiente como para impresionar al mundo entero. Aquello debe ser dicho en voz alta. Sin temores de ningún tipo. Aquellos que murmuran a nuestras espaldas sobre nuestras acciones son unos pobres individuos, y lo peor, caemos en su juego cuando omitimos, callamos o negamos acciones y comentarios. Cada uno de nosotros posee la suficiente sabiduría para saber de lo que es capaz y de lo que está hecho. El resto es meramente adorno y comparsa. Parte de lo circundante. Elementos de lo mundano y de lo inmanente. La trascendencia está en nosotros no en ellos.

Impulsado por el saber y por el hacer lo correcto escribo y pienso qué sería lo mejor para mí. Divago libre sobre el futuro y el presente a raíz de mis acciones del pasado. Lo mejor siempre está por venir. Pero depende de lo que hagamos en nuestro radical presente. Estoy seguro que muchos de nosotros pensamos parecido. No pretendo ni quiero ser uno más. La vida es muy corta e importante para ser algo sin importancia.

El arte, lo sublime y la belleza se presentan de muy diversas formas y en muy diversos momentos. Notarlo y valorarlo es cuestión compleja y que muy pocos realizan. Aquí, estimados y queridos amig@s, un poco de sublimidad.

Comparto el último esfuerzo musical de Ekove Efrits. De noviembre del año 2013, Nowhere.

Un saludo caluroso. Disfruten el disco y disfruten la vida.






Tracklist:


1. Intro   00:32
2. Public Theatre   05:25
3. Parallel Presence   05:32
4. Blessed by Nature   03:12
5. One Truth, One Confession   05:50
6. Infinitesimal   06:33
7. Metamorphosis   06:42
8. Sword and Wound   05:10
9. At the Gates of Oblivion   05:26
10. Belong to Nowhere   07:39








No hay comentarios:

Publicar un comentario