miércoles, 3 de junio de 2015

Sadhaka - Terma 2013



El transitar la vida y el vivir la vida nos proporciona las herramientas suficientes como para poder desenvolvernos con cierta soltura y seguridad. Sabiéndonos incompletos e ignorantes la vida así se torna sumamente satisfactoria en cuanto a la búsqueda de aquella tan esquiva complitud espiritual.

La plenitud se vive y se transita en la vida. Esto es algo que he podido sacar en limpio durante mis días…y mi relación con el Metal al momento de vivir la vida se enmarca en experiencias de índole semejante. Cada cosa por mi descubierta relacionada con el Metal se presenta como un concretarse y como un ir más allá. El Doom, el Sludge, el Black Metal (todos los Post existentes) y aquellos sonidos no metaleros, pero que sí disfruté, fueron luz y sabiduría.

Esta publicación va en nombre y en honor a un encuentro personal. A una constatación que me marcó. Eternamente fui bendecido por el fuego sagrado. Cuando, hace no tanto tiempo atrás, tomé conciencia de un movimiento Blackmetalero, el sobresalto y el estremecimiento fueron esperanzadores, me enmudeció el darme cuenta de aquello que escuchaba con suma libertad. Dude de lo pre-establecido. Silenciosamente, pues sabía del desconocimiento generalizado de algunos de mis pares, indagué en profundidad sobre aquello que consideré fantástico y llegué a poder ver tras lo brumoso. Su trasfondo me dio fuerza, me bien encamino, me bien aconsejo. Abrumado por el descubrimiento y la superabundancia me dejé guiar por sonidos ancestrales y arcanos, de deshielos y de fuertes y fríos vientos milenarios, de bruma y de bosques inmortales, de un conocimiento desvelado y comprendido, de una realidad espiritual que ya conocía y que ahora redundé.

Cimenté mi porvenir. Construí futuro. Cascadian Black Metal, ya he hablado de ello en este lugar antes. He publicado algunas bandas apegadas a esta ideología de vida. Pues si he de ser sincero, aquella forma de cómo entrecruzan el Black Metal con la comprensión de la realidad circundante, y su síntesis, lo resultante, eso mundano palpable y vivible diariamente, eso, la constatación musical, calo hondo. Ya venía desde antes con una resistencia a aquello que me rodea y con una propensión hacía una cierta visión más espiritualista de la realidad y de su comprensión. Mucho más ligado hacia esos arcanos inconmensurables de la existencia del universo. Aquello que intuí en un momento determinado de mi vida y que muy serenamente decidí seguir con rigurosidad, mi vida encontró un reflejo muy semejante en aquel movimiento metalero.

Se trata de la naturaleza en armónico desenvolvimiento, de su comprensión y entendimiento, de sentir la vida. Un caminar distinto, se camina según nuestro camino (el mío es acompasado), y así recorremos el universo. La vida y lo volitivo merecen que se les alimente de las mejores y con las mejores cosas de la vida. Una dieta sana, una alimentación del alma pura.

Ya he publicado algunas bandas sobre esta temática en mi blog, no todas, querer que sean todas lo veo muy difícil. Esas totalizaciones son necias y muy agotadoras. Hoy buscando la tan anhelada circularidad me enfocaré en una agrupación estadounidense muy reciente, pero con una perspectiva musical desconcertante y muy ligada a las ideas que engloban el movimiento. Sadhaka, originarios de la localidad de Olympia, Washington, el mismo lugar desde donde provienen los ya excelsos Wolves in the Throne Room, y así como éstos, aquellos también encarnan esa visión naturalista, ecológica, anarquista y pro-hazlo-tu-mismo que con tanta fascinación engloba a varios de los nuevos metaleros y, porque no decirlo, también incluye a un amplio y variado segmento de individuos a lo largo y ancho del planeta. Es una nueva visión para una nueva vida.

Cuando uno aprecia que las agrupaciones musicales dedican gran parte de sus días a realizar una indagatoria profunda sobre sus creencias, sobre las creencias de los que les rodean y, luego, fortalecer aquello que consideran trascendente para aferrarse a esa visión cosmológica de la vida, recién ahí se establece aquello que podríamos definir como lo elemental. Un grito al cielo invocando lo eterno. Una declaración sobre la vida y sobre el universo. Música y arte elementales para una vida elemental.

Se trata de sensaciones de altísimo vuelo, de una mirada abierta y compleja de la vida, de un re-conocimiento de lo conocido, de un avanzar valiente y desapegado a lo moderno y aferrándose a tradiciones antiguas y poderosas; estos elementos culturales son la base de todo lo que nos rodea y construye como seres modernos pero que las instituciones subyugadoras quieren que mitifiquemos y pensemos en ellas como elementos de desaprensión de la vida. ¡Pobres ilusos! ¡Tristes individuos apesadumbrados! ¡No entienden que la vida es sencilla y bella! Desde siempre ha sido misterio y revelación, naturaleza y muerte, vida y finitud. Desde siempre somos vida, desde siempre hemos sido Dioses.

La divinidad siempre ha estado en nosotros. Por lo tanto debemos darle la real importancia que tienen nuestras vidas, no menospreciarlas ni mirarlas con superficialidad; la vida es una, la divinidad igual. Si destaco un trabajo musical es porque veo algo que va más allá. Y si ese más allá se expresa sencillamente en cuatro himnos, definitivamente necesitamos constatar y experimentar la luminosidad.

Un álbum del año 2013 de una agrupación que lleva solamente tres años en la escena; la esperanza y optimismo, la ilusión y expectativas que generan para el futuro son enormes. Enormes como la vida, enormes como sus composiciones. Esperando que ustedes también puedan disfrutar de un muy buen disco, comparto el primer trabajo de Sadhaka.

Una agrupación vanguardista, compuesta por dos mujeres y dos hombres, resalta por esta poca usual participación femenina. Definitivamente una agrupación para tener en cuenta. Queridos amig@s de la vida, comparto el primer LP de esta agrupación estadounidense. Del año 2013, Terma.

Un saludo caluroso, disfruten el disco y disfruten la vida. Hasta siempre.



  
Tracklist:


1. Dissolution   09:55
2. Padmasambhava   13:22
3. Impermanence   14:30
4. Ancient Ones   16:39








No hay comentarios:

Publicar un comentario